¿Se puede vivir de las rentas?

by Factor Financiero, 25 julio, 2016

Últimamente hay mucha gente hablando de varios conceptos financieros, que pueden o no resultar novedosos, pero que sin duda están atrayendo la atención de bastantes personas. El tema es que hablar de finanzas, o de cultura financiera, es hablar de algo que es delicado por muchas cuestiones, pero que además aún hoy día parece un tabú. Es muy sencillo encontrar grupos de amigos hablando de fútbol por ejemplo, como si fuesen el seleccionador nacional, o el entrenador del Madrid o el Barça. Pero ese mismo grupo de amigos, no creo que mantuvieran conversación acerca de cómo van sus finanzas, y de conceptos como inteligencia financiera, libertad financiera o el tema de este post: “vivir de las rentas” o “los ingresos pasivos”.

Antes de hablar de ingresos pasivos, explicaré qué se puede entender por libertad financiera: es un concepto temporal que hace referencia a la cantidad de tiempo que podrías mantener tu nivel de gasto (nivel de vida), sin ingresar un solo euro; es decir, si gastas 1.000 euros al mes por ejemplo, y tienes en tu cuenta bancaria 12 mil euros, pues tu libertad financiera es un año.

El problema muchas veces es que no sabemos exactamente cuánto y cómo gastamos el dinero que ingresamos cada mes, y por tanto no podríamos saber ese período; y el otro aún mayor, es que según muchos estudios, la mayor parte de los asalariados, viven apenas a un mes o dos meses de la bancarrota.

Y es aquí dónde viene la otra cuestión; porque claro, cuando comentas esto con amigos, conocidos, etc., lo primero que te dicen es: “hacer un colchón es imposible con un sueldo”. No discuto la dificultad, sí discuto la palabra imposible, usada en demasía para mi gusto.

Como en la educación oficial no nos enseñaron nada de finanzas personales, pues una gran parte de la personas no reflexionan sobre el riesgo que supone tener una única fuente de ingresos. Cuando sucede la desgracia de la pérdida del trabajo, o cuestiones de salud (aún peor), y se pierde esa única fuente, entonces estamos a la espera de que papa estado sea misericordioso con nosotros, y nos sostenga para poder seguir viviendo. Pero cuidado con confiar a ningún estado o político de turno, lo que nos corresponde a nosotros solucionar.

Las posibilidades pueden ser varias, pero una de ellas son los llamados “ingresos pasivos”: estos son fuentes de ingreso que una vez creadas, no requieren más esfuerzo por nuestra parte y nos generan rentas de forma prácticamente automática, sin necesidad de estar presentes (podemos estar hasta durmiendo). ¿Y si fuese capaz de construir tantas fuentes de este tipo de ingresos que no tuvieras que volver a trabajar?; tu trabajo consistiría en crear más y, eso sí, cuidar y mantener las que tienes (hay quien lo ha hecho y lo cuenta además).

El ejemplo más claro y fácil de entender es el de la vivienda, pero no es para nada la única posibilidad. Invertir en una vivienda y alquilarla, es hacer que en vez de trabajar para obtener dinero, sea el dinero (la inversión) el que trabaja para ti (al final recomiendo lecturas dónde se habla de esto y otras fuentes de ingresos pasivas, y formas para construirlas).

Al leer esto puedes estar pensando que no es nada fácil, que qué fuente de ingresos vas a construir tú, etc.;  todo esto son creencias auto limitantes; siempre hay alguien dispuesto a decirte qué no puedes hacer, cuando en realidad lo que quieren decirte es que él o ella no lo va a hacer. Y también está el tema de que si no tomas tú las riendas de qué hacer, sobre todo si tienes algunos ahorros, por ejemplo, alguien vendrá y te dirá que él sí que sabe qué hacer con tu dinero. Como decía Steve Jobs: “si no trabajas por tus sueños, alguien hará que trabajes para los suyos”.

Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes, sal de tu zona de confort y busca aquello en lo que seas capaz de aportar valor a los demás. Si no quieres resultados diferentes, pues también está bien, es tu elección.

Para todo aquel que quiera profundizar en estos temas, hay mucha bibliografía para ello, si bien yo os recomiendo leer a Robert Kiyosaki, su libro “Padre Rico Padre Pobre”, o cualquier otro de los suyos, o también “El Código del Dinero” de Raimon Samsó; ambos libros te pueden ayudar a abrir la mente, además de conocer estos principios de lo que ellos llaman IF, Inteligencia Financiera.

1 Comment


    • Mauro Tognetti
      Reply Cancel Reply
    • julio 25, 2016

    Una explicación perfecta de como hay que prepararse para los tiempos futuros. Comparto al 100% tus cuestiones al respeto. Visto lo que pasa en el Mundo y lo que se ha descubierto en estos ultimos tiempos en España, es fundamental que cadauno tome las riendas economicas de su vida, sin tener que depositar una esperanza volatil, en las manos de los Gobiernos. Enhorabuena. Mauro Tognetti

Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

ÚLTIMAS ENTRADAS

Comentarios recientes

follow us in feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR