EL FACTOR COMÚN

by Factor Financiero, 6 diciembre, 2016

Como una imagen vale más que mil palabras, pocas personas no sabrían mirando la foto que acompaño a este post, que se trata de los tres súper cracks del fútbol mundial, y sobre todo Messi y Cristiano Ronaldo, quedando Neymar un escalón por detrás.  Cabría pensar entonces que ese es el factor común de los tres.

Pero he aquí que existe otro factor común, y este no está relacionado con el deporte, sino que tiene que ver con el pago de impuestos. Cuando aún no se han acabado los ecos del primer clásico de la temporada 2016-2017 del pasado sábado día 3, la atención esta vez también se ha focalizado sobre la estrella del Real Madrid, por una información publicada en el diario el mundo.

La misma dice: “Cristiano desvió a un paraíso fiscal al menos 150 millones de euros para ocultar ingresos por derechos de imagen”.  En ella se explica cómo el entorno del jugador creó un entramado de sociedades para evitar tributar al fisco español por los enormes ingresos que  percibe por prestar su imagen a distintas marcas y productos. De 2009 a 2014 75 millones de euros, y de 2015 a 2020 ha cerrado contratos por valor de otros 75 millones (ahí están los 150 millones).

¿Por qué esos dos períodos? Porque la llegada de Ronaldo al Madrid fue en 2009 y durante 5 años tenía derecho a tributar por el “IRPF de NO Residente”, con una tributación fija del 24,75% (aproximadamente la mitad de lo que hubiese tenido que pagar si no hubiese existido la llamada Ley Beckham).  A partir de 2015 tributa como residente.

Otra cosa que hay que saber es que cuando uno es residente español, ha de tributar en España por todas las rentas mundiales que genera; es decir, no es ilegal tener dinero fuera, ni obtener rentas fuera, ni si quiera en paraísos fiscales, siempre que dicho dinero y dichas rentas están declaradas en tu IRPF. Pero con la ley Beckham, se permitía que sólo se declarara lo que se obtenía aquí y al tipo que hemos dicho. Al pasar Ronaldo  a tener que tributar por el IRPF de “Residente”, es dónde cambia la cosa, pues esos ingresos de 75 millones de euros del segundo período no pueden escapar al fisco; hacienda ha declarado que el jugador se encuentra al corriente de pagos, si bien existe una investigación abierta.

El caso de Messi tiene en común que se trata de ocultación de derechos de imagen como el del portugués; sin embargo el argentino lleva desde niño en España, y por tanto no podía haberse acogido a ese período de “bonanza fiscal” en el IRPF.  Messi ya ha sido juzgado  condenado a pena de cárcel de 21 meses al igual que su padre, el que se considera creador junto con los asesores de la trama para defraudar.  Ahora el caso está recurrido por sus abogados y el jugador ha pagado lo defraudado y la multa correspondiente. El problema es que cuando lo “defraudado” pasa de 120 mil euros, se considera delito fiscal y no fraude fiscal, y conlleva pena de prisión para el que lo comete. 

Y el trío de ases lo completa Neymar, cuyo caso difiere de los anteriores porque aquí el fraude se produce en el proceso de fichaje. El F.C. Barcelona declaró haber pagado una cantidad de dinero por el jugador sensiblemente inferior a la que según las investigaciones se pagó realmente.  Como parte perjudicada, la sociedad brasileña DIS, propietaria del 40% de los derechos futbolísticos del jugador, denunció al club azulgrana y un socio del propio club que denunció al presidente que realizó el fichaje, Sandro Rosell; consecuencia de ello el jugador ha sido condenado en Brasil a pagar 45 millones de euros por no ingresar al fisco de su país las cantidades recibidas por este fichaje, que han considerado sueldo. El jugador también tiene recurrido en su país ante instancias superiores.

El fútbol mueve cantidades brutales; Neymar y Ronaldo acaban de mejorar sus contratos y en breve esperan que lo haga Messi; pasarán a cobrar cantidades aún más astronómicas de sus clubes, y además ingresan por los derechos de imagen. Al ciudadano de a pie se le hace difícil entender la necesidad de buscar fórmulas, encima no legales, para pagar menos impuestos; ¿acaso se ven apurados? ¿Consideran que es poco lo que ingresan y mucho lo que pagan? No creo, eso es lo que sucede con la mayoría de los trabajadores, muchos de los cuales somos aficionados al fútbol, y que esperaríamos un comportamiento sencillamente normal, no que miren para otro lado y se excusen en el “yo no lo sabía”.

Dejemos actuar a la justicia, pero exijamos que actúe, que la presunción de inocencia se tenga en cuenta, de momento para Cristiano Ronaldo (los otros ya han sido declarados culpables)  y que se vigile mucho más este tema de los derechos de imagen, que ha estado en el foco de estos casos y de otros antes que estos.

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

ÚLTIMAS ENTRADAS

Comentarios recientes

follow us in feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR