El Bitcoin y las criptomonedas: ¿el dinero del futuro?

by Factor Financiero, 31 octubre, 2016

Toda vez que en mi anterior post hablé sobre el valor del dinero, para indicar que en realidad en sí mismo, tanto el dólar, como el euro o cualquier otra moneda de los principales países del mundo, se sustentan en la confianza de los emisores, bancos centrales apoyados por sus países respectivos (o conjunto de estados como la UE), ahora me gustaría comentar sobre un fenómeno que ya lleva un tiempo entre nosotros, y que cada vez se hace más conocido, como son las criptomonedas, y la más conocida, el Bitcoin (1).De forma común, se denomina “dinero digital”;  no está respaldado por ningún gobierno, ni por ningún banco central, y aprovecha las posibilidades de las nuevas tecnologías y la red, para realizar intercambios, siendo lo más novedoso que no necesitan intermediarios para ello; sabemos que si yo quiero hacer un pago a otra persona de cualquier mercancía o servicio, ordeno una transferencia a mi entidad, y esta hará llegar a la entidad del beneficiario el dinero, para que se le abone.  Con este protocolo de Bitcoin, el envío es directo de uno a otro.

Este protocolo nació en 2009, y está basado en lo que se denomina tecnología Blockchain (cadena de bloques), lo cual no voy a explicar, puesto que el objeto es la reflexión sobre esta nueva moneda, más que entender cómo funciona (hay mucha información al respecto en internet).

Lo que me lleva tiempo llamando la atención es la evolución de esta criptomoneda, pues si observamos, ha tenido un claro comportamiento de burbuja. Y para mostrarlo bastaría con ver el gráfico de su cotización histórica respecto al dólar por ejemplo:

Cotizacion Bitcoin - Dolar

Lo que tenemos es una cotización plana durante prácticamente 5 años, hasta llegar a enero de 2014 dónde se produce esa subida que hizo llegar la cotización hasta casi 1.200 dólares por cada bitcoin. Desde entonces se ha reducido su valor a algo más de la mitad, pero con mucha volatilidad como muestra el gráfico. No conozco a nadie (ni quisiera) que haya entrado al precio máximo. La cuestión es que ese período que empieza a subir, desde marzo 2013  a enero 2014 dónde alcanza ese máximo, no es muy diferente a cualquier otro activo, como por ejemplo la burbuja .com, o más recientemente el mercado inmobiliario.

Y claro, cuando esto pasó, hubo mucho titular de prensa en esas fechas, alardeando del estallido de la burbuja, porque siempre se mostraron contrarios a esta moneda.

A mi juicio, el problema es que hasta la fecha quizá ha podido estar más que desvirtuada la funcionalidad de las criptomonedas. Como ya dije, el dinero no es más que una herramienta que nos facilita mucho el intercambio de bienes y servicios. Por tanto, esas variaciones que muestra la gráfica en su cotización respecto al USD, yo creo que no hubiesen sido posibles si verdaderamente el uso hubiese sido ese. Pero la realidad de hoy en día, es que ha sido usado como un vehículo de inversión y especulación en un porcentaje altísimo. Según alguna información en internet, sólo el 1% de las transacciones en bitcoins, son para pagos de bienes y servicios.

Aunque las cosas están cambiando, pues ya hay importantísimas empresas en todo el mundo que aceptan los pagos en criptomonedas, como Microsoft y Dell, y algunas otras adaptando  sus sistemas para aceptarlas. También los gobiernos están tomando medidas  en cierta forma regulatorias de usos, porque la moneda no les pertenece y otra cosa no pueden hacer. Incluso existen ya cajeros automáticos dónde puedes obtener euros o dólares desde tu cartera de bitcoins.

Resumiendo podríamos decir que existen ciertas ventajas que podría tener esta moneda respecto al dinero fiduciario. Una de ellas podría ser que al contrario de lo que ocurre con dólares, euros o yenes, que tienen un marcado carácter inflacionario por la continua emisión de dinero de sus bancos centrales, bitcoin sería una moneda deflacionaria, puesto que el tope máximo que habrá en circulación en base al protocolo que se creó, será de 21 millones de unidades  (que pueden ser fraccionadas). La eliminación de intermediarios para realizar transacciones es vista como otra de las ventajas.

Como contrapartida  a día de hoy, existe una especulación como vehículo de inversión que le hace ser muy volátil; el dinero fiduciario actual tiene “respaldo” de los estados, mientras que el bitcoin tendría el de la red y la tecnología (que en principio puede generar bastantes más dudas); y también hay otro problema que tiene que ver con el anonimato, pues se pueden poseer carteras y hacer pagos de forma anónima o mediante pseudónimos, lo que ha sido objeto de investigaciones por blanqueo y financiación de terrorismo.

Habrá que estar atento a la evolución; el bitcoin y las demás criptomonedas cumplen con las condiciones para ser consideras monedas en el sentido que las conocemos, y es más que posible que cambien la relación entre los ciudadanos y con el resto de monedas fiduciarias.

El tema es mucho más complejo de lo expresado aquí, dónde no se ha hablado del proceso de creación, que lo dejaré para algún próximo post, ya que resulta a mi entender muy interesante.

Nota:

(1) https://bitcoin.org/es/

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

ÚLTIMAS ENTRADAS

Comentarios recientes

follow us in feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR