¿Dónde vas Unión Europea?

by Factor Financiero, 30 noviembre, 2016

Como si fuese el título de la película española de 1958, ¿Dónde vas Alfonso XII?, del director Luis César Amadori, y basada en la obra homónima de Juan Ignacio Luca de Tena, trataré de reflexionar sobre la historia y los acontecimientos recientes, que como mínimo hacen dudar de hacia dónde se está dirigiéndola Unión  Europea, tanto desde el punto de vista político como económico y social.

Y es que a menudo sucede que echando un vistazo al pasado podemos entender el presente. El origen de la UE fue la “Comunidad Europea del Carbón y el Acero” (CECA), creada bajo un tratado firmado por 6 países en 1951: Francia, Alemania Occidental (RFA), Italia, Bélgica, Luxemburgo y  Países Bajos. La cuestión que subyace de fondo para esto está clara para los historiadores; después de dos guerras mundiales, ambas en territorio europeo, la forma de que no se repitiera era controlar  la industria principal sobre la que se basa la creación de material para la guerra sobre todo a Alemania, la principal causante de ambos conflictos.

Para esa fecha el mundo está divido en dos: el bloque oriental comunista (dominado por la U.R.S.S.) y el bloque occidental (dominado por Estados Unidos), y que dará lugar a la “guerra fría” que terminaría con la caída del muro de Berlín primero en 1989 y la posterior extinción de la U.R.S.S en 1992.

Pero mientras esto sucede, en Europa el tratado de 1951 es ampliado y sustituido por al Tratado de Roma de 1957, que da lugar a la Comunidad Económica Europa (CEE). Este está sentando las bases para la libre circulación de bienes y personas dentro del territorio de la unión; poco a poco se incorporarán nuevos países, como sucedería en 1973 con Irlanda, Dinamarca y Reino Unido. España y Portugal, se unieron como bien sabemos en 1986, y así hasta llegar a la Europa de los 28, llamada Unión Europea desde el Tratado de Maastricht de 1993.

El camino hacia una unión económica se materializó con el Euro, moneda que entró en circulación en 2002, pero que no fue adoptada como moneda en todos los países de la unión.

Observando por tanto de forma muy resumida esta cronología, podríamos considerar que, con muchas dificultades, Europa ha avanzado mucho, aunque quizá de forma lenta; pero claro, difícil es poner de acuerdo a personas dentro de la misma familia, y dentro del mismo país, como para poner de acuerdo a naciones distintas.

Volviendo al título del post, la reflexión vendría en base a que recientes y próximos acontecimientos, siembran de dudas el camino hacia el cual se dirige la Unión. Y ¿por qué lo digo?, pues primero la gran nota discordante y sorpresiva (según decían las encuestas claro) del famoso y manido “Brexit”. El próximo año se cumplirán 60 años del Tratado de Roma, y es la primera vez que un estado miembro solicita abandonar el grupo ahora de los 28.

El próximo 4 de diciembre, los italianos acuden a las urnas, a votar en un referéndum una reforma constitucional. El NO va por delante en las encuestas; sí, ya sabemos lo que ha pasado últimamente con esto: en el “Brexit” ganaba el NO; en España Podemos daba el “sorpasso” al PSOE; Hillary ganaba a Trump.

En este caso, el presidente de la república Mateo Renzi es el que defiende el SÍ, y de ganar el NO, pues es una reforma de calado de su carta magna, indica que dimitirá, creando según los analistas nuevas inestabilidades en un país clave de la UE: tercera economía de la región, pero con unos graves problemas de deuda pública, banca al borde del rescate, y que el mercado empieza a ver como un nuevo problema. Abocar a nuevas elecciones a Italia, además de que en 2017 también las habrá en Alemania y Francia, y con el auge de los populismos (véase EEUU y otros), es un factor que los principales analistas del mundo consideran el de mayor riesgo actual para sus estimaciones de crecimiento económico mundial y por zonas.

El gran reto de la UE, en mi opinión, está en actuar de verdad como una unión, que pueda hacer de contrapeso a la gran potencia de los últimos 70 años (EEUU), y a las nuevas, como China. La armonización de normas que favorezcan el crecimiento económico y el empleo es un enorme reto que algunos vemos amenazado por los hechos comentados.

Estemos atentos a la evolución de los acontecimientos, y esperemos que no se cumplan las predicciones de algunos agoreros, pues muy posiblemente la mayoría seguimos pensando que la UE es una buena idea, sólo que los que no piensan así parece que son capaces de expresarlo con más convicción.

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

ÚLTIMAS ENTRADAS

Comentarios recientes

follow us in feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR